La Baila de Ibio

Baile de espadas de origen guerrero

La Baila de Ibio fue creada en 1931 por Matilde de La Torre Gutiérrez, musicóloga, pedagoga, y estudiosa del folklore cántabro, quien en 1924 había impulsado la creación del Orfeón de Voces Cántabras. Según algunas fuentes, Matilde de la Torre, recuperó esta danza basándose en la Danza de las Lanzas de Ruiloba, creando una espectacular coreografía, con el acompañamiento del bígaro y el tambor, y dotando a la danza de un carácter legendario. Curiosamente, la Baila de Ibio ha alcanzado mucha más popularidad que la original Danza de las Lanzas, cosa que no ha gustado nada a los de Ruiloba, y por lo que la creadora ha sido tanto alabada por unos como criticada por otros.

Matilde y su Orfeón de Voces Cántabras, representaron esta danza en el festival de la English Folk Dance de Londres en 1932, con un gran éxito, convirtiéndose en la protagonista de la Fiesta Anual de la Sociedad Inglesa de Danzas Folklóricas, y recibiendo una enorme ovación del público que llenaba el  Royal Albert Hall. Aquella aventura británica quedó recogida en una serie de artículos que Matilde de la Torre recopiló bajo el título «La Montaña en Inglaterra».

Leer más…

La danza, normalmente, es bailada sólo por hombres que van vestidos con pieles de animales, portando cada uno un palo o lanza que utilizan durante todo el baile, mientras se escucha el bígaro y el tambor. La escena es iluminada por antorchas llevadas por mujeres, y termina con la elevación de uno de los danzantes, que manteniendo el equilibrio con los brazos en cruz, grita ¡Viva Cantabria!, para ser contestado de la misma manera por sus compañeros.

Grabación de la Baila de Ibio 1952 realizada por Alan Lomax en 1952 en Zaragoza. Pincha el enlace y podrás escuchar la música que grabó el etnomusicólogo estadounidense Alan Lomax en Zaragoza, durante una actuación de un grupo de Cabezón interpretando la Baila de Ibio en las fiestas del Pilar del año 1952.

Cartas manuscrita con papel encabezado «Grupo de Danzas Virgen del Campo Cabezón de la Sal (Santander)». 18 junio 1953. Sr. D. Alan Lomax Londres. En este enlace, también se puede leer las cartas que se enviaron Alan Lomax y José Luis Díaz Ibaseta, en las que se hablaba de una aportación al grupo de danzas de 400 ptas.

Compartir:

Top
Left Menu Icon