Colegio Sagrado Corazón

Colegio Sagrado Corazón

El Colegio Sagrado Corazón fue construido en 1903, financiado por la Fundación don Pedro Ygareda. Se trata de un edificio ecléctico, ejemplo de la arquitectura contemporánea, que en su día fue encargado como convento por las religiosas «Hijas de la Caridad».

Leer más…

El edificio se inauguró en 1908, junto con el nuevo Asilo-Hospital de Carrejo. En ese momento, las Hermanas de la Caridad, que estaban en el edificio de la Plaza Virgen del Campo (el edificio que hoy se ocupa como ayuntamiento), se trasladan a este nuevo colegio, sito en la calle Pernalejo. Los niños, cuya enseñanza estaba encomendada a los Hermanos Maristas, se trasladaron entonces al edificio que había quedado vacío en la Plaza Virgen del Campo, que al igual que el de la calle Pernalejo, pertenecía a la fundación Ygareda.

Es una construcción de estilo neo-románico, con un cuerpo central que se destina a capilla a la que se accede por pórtico de arco de medio punto abocinado y remate en torre. Las dos alas se destinan una a colegio de párvulos y de niñas, y la otra, en sus inicios, fue destinada a hospital.

En la construcción se empleó piedra de sillería. Se establece un juego cromático entre esquinales, cercos de los vanos y elementos decorativos, todos ellos en arenisca rosada lisa, y lienzos de muro de sillería amarilla almohadillada en algunas zonas.

Presenta planta rectangular, con módulos cerrados en torno a un patio central. El módulo principal, cuya fachada aparece en la foto, resume perfectamente la esencia de este edificio de estética neogótica, historicista y romántica.

Las formas góticas idealizadas, pueden ser apreciadas en los recercos de los vanos, de medio punto, o en la decoración escalonada de la portalada que aloja la torre, o en el rosetón, bajo falsa arquería trilobulada.

La portada supone una reinterpretación de la portada tradicional en las construcciones religiosas. En el centro, aparece adelantada la capilla, convertida así en eje del edificio. Las arquivoltas previas al arco principal, son sustituidas por una corta bóveda de cañón, que descansa sobre columnas. Así actúa a modo de portal, ahora no adelantado, tras el cual aparece, propiamente, la portada en forma de arcos de medio punto geminados. Un pilar cuadrangular, con pseudocolumna adosada en la parte anterior, evoca el parteluz y sustenta el tímpano, en el que se situó un pequeño óculo.

Actualmente se trata de un colegio concertado, Colegio Sagrado Corazón, que imparte las enseñanzas para niños y niñas correspondientes a las etapas de Educación Infantil y Primaria.

Compartir:

Top
Left Menu Icon