Concha Espina

La escritora Concha Espina

Concha Espina nació en Santander en 1869. Fue la séptima en una familia de once hijos. Vivió en Cabezón de la Sal y Mazcuerras parte de su infancia y juventud. Casó con Ramón de la Serna, vecino de Cabezón de la Sal, que murió siendo alcalde del municipio. Se trasladaron a Valparaíso (Chile), donde nació su hijo mayor, Victor, quien sería una gloria del periodismo español. De vuelta a España y tras una breve residencia en Santander, Concha Espina se separa de su marido y se instala con sus hijos en Madrid, donde sin más auxilios que su heroico temple y su gran talento literario se abrió paso entre los grandes de las letras y llegó a ser una de las personas más ilustres de su tiempo.

Su obra, que empieza a ser famosa con «La niña de Luzmela» y continúa en una rica serie de libros valiosos. «La Esfinge Maragata», «El Metal de los muertos», «El Jayón», se tradujo a numerosos idiomas extranjeros. Candidata al premio Nobel y tres veces premiada por la Real Academia Española (en la que no llegó a entrar por prejuicios de sus miembros contra la mujer escritora) alcanzó gran prestigio y popularidad. En vida, la ciudad de Santander la dedicó un espléndido monumento, obra de Victorio Macho, en los jardines de Pereda, que fue inaugurado por los Reyes don Alfonso XIII y doña Victoria Eugenia, quienes, a su vez, la condecoraron con la Banda de Damas Nobles de María Luisa. En 1948, el pueblo de Mazcuerras, residencia estival de la escritora, adoptó, en su homenaje, el nombre de Luzmela, conservando el municipio el viejo nombre de Mazcuerras. Murió en Madrid el 19 de mayo de 1955.

Más información (Wikipedia).

Compartir:

Top
Left Menu Icon