Capilla de San Roque

Ermita de San Roque en el barrio de La Pesa

Acogida a la advocación de «San Roque», es un ejemplo de arquitectura popular del siglo XVIII. Probablemente, el edificio actual es una reconstrucción sobre una ermita más antigua. Es importante señalar que se encuentra localizada a la vera del Camino Real. Durante el siglo XVII se popularizó la devoción a San Roque porque se le atribuye una intercesión milagrosa para librar a los pueblos del mal de la peste. Es, además, el patrón de los peregrinos, lo cual explica también la presencia de ermitas bajo su advocación junto a los caminos.

Leer más…

Su edificación tiene planta rectangular, cubierta a cuatro aguas y cabecera plana, de una sola nave y  ábside cuadrangular con contrafuertes exteriores. Está construida en mampostería, y a los pies en la fachada principal, orientada al norte, se encuentra la portada cerrada con tornos de madera, que permite ver el interior.

Sobre el arco triunfal se encuentra la espadaña de una sola tronera, extraordinariamente elevada, de tres cuerpos, rematada con pináculos piramidales y bolas herrerianas con cruz latina en la cúspide. Bajo la misma el presbiterio, cuadrangular, queda cubierto por una bóveda estrellada de terceletes.

Una nave con arco de medio punto da paso a la zona del altar, y está cubierta por una bóveda de crucería con claves. La mesa del altar se encuentra sobre un piso elevado y a la izquierda se abre la puerta que da paso a la sacristía.

La luz penetra en el conjunto a través de ventanas saeteras abocinadas por la cara externa realizadas en sillería blanca de excelente fábrica.

Compartir:

Top
Left Menu Icon