Minería del zinc

Explotaciones de zinc en Cabezón y Udías.

Cerca de núcleo de Duña, en la ladera oeste del paraje de “La Rasa”, se encuentran restos de la antigua explotación minera de zinc de la Real Compañía Asturiana de Minas. 

Leer más…

Fuentes orales señalan esta explotación de Duña como anterior en el tiempo a las minas de Udías. Los restos de las viviendas, polvorines y galerías, datan del último tercio del siglo XIX. Con el traslado de la explotación a Udías, las viviendas fueron paulatinamente abandonadas por las familias de los mineros.

En la ladera oriental del paraje de “La Rasa”, más cercana al pueblo, encontramos restos de un calero del siglo XIX, relacionado con las construcciones de la explotación minera. Los más ancianos del lugar lo recuerdan en activo hasta mediados del siglo XX. En estas instalaciones se obtenía cal a partir de las calizas próximas; sometiéndolas a un proceso de calcinación a temperaturas que oscilan los 900 ºC. Como resultado se obtenía cal apagada, útil en la construcción por su capacidad conglomerante. La energía para obtener esta temperatura, se obtenía de la quema de árgoma y de leñas del entorno próximo. 

También en la carretera de acceso a Bustablado se conservan elementos del transporte, como un cable aéreo que unía la explotación minera de Udías con Ontoria: un poste de hormigón y la terminal de descarga de vagonetas, embarcadero de Ontoria, junto a la línea del ferrocarril cantábrico.

El tendido de cable aéreo desde las casas de La Mina (Udías) hasta Ontoria, permitía a la Real Cía. Asturiana de Minas el traslado del material hasta el terminal de carga, para llevar el mineral a su destino definitivo (puerto-embarcadero de la ría de Requejada en Barreda), por medio del ferrocarril. Se transportaban baldes con una capacidad de 75 litros, en un trazado rectilíneo de 3.410 metros, que salvaba un desnivel máximo de 61 metros. El tendido se apoyaba en 40 caballetes de hormigón armado y madera, de altura y distancias intermedias variables (la mayor de las cuales, un verdadero alarde técnico, era de 666 metros).

Cargadero de mineral de Ontoria

Clausura funcional del espacio minero de Udías era la estación de descarga del cable aéreo en Ontoria. Ubicado entre la carretera y el ferrocarril del Cantábrico, se presenta como una soberbia estructura de planta casi rectangular, con uno de sus lados cortos (el de embarque), adaptado al trazado de la vía, y cubierta a dos aguas.

El espacio operacional, cerrado con ladrillo, se situaba en la segunda planta, sostenido por una celosía de hormigón que reproducía ,en lo esencial, la disposición de los soportes del cable aéreo que finalizaba en él. Adosados a la estructura por su exterior, se encuentra el cañón de lo que seguramente fue un ascensor de materiales y una escalera de acceso para personas. Por lo demás, en su frente hacia la carretera, y bajo el pronunciado alero, se leen perfectamente las siglas de la empresa y la fecha de construcción («RCA 1925»), separadas por una orla de roleos que abraza a una corona y a un martillo y una punterola cruzados.

Compartir:

Top
Left Menu Icon