Ricardo Botín

Ricardo Botín y Sánchez de Porrúa

Ricardo Botín nació en Santander en 1877. Estudió ingeniería de minas en Madrid ejerciendo como ingeniero para la Real Compañía Asturiana de Minas en Udías y Reocín. Fijó su residencia en Cabezón de la Sal entre 1916 y 1932, donde su interés por la vida cultural de la villa hizo que en el Casino de Cabezón se realizaran frecuentes actos culturales y festivos. Frecuentó la amistad de Concha Espina, de Ciríaco Pérez Bustamante y del Conde de San Diego, entre otros.

Fue alcalde de Cabezón de la Sal entre 1924 y 1927 realizando una importante labor para la villa con la traída y canalización de aguas.

En 1929 fue delegado gubernativo de Santander para las exposiciones de Sevilla y Barcelona.

En el aspecto humano, cabe destacar sus esfuerzos durante la epidemia de viruela que asoló la región dejando numerosos muertos, acudiendo incluso personalmente a la atención y enterramiento de los mismos. También su labor humana fue reconocida por los obreros de la sociedad La Nueva Unión de Udías. El semanario regional «El Porvenir», de Cabezón de la Sal, recoge otro homenaje que le tributó la villa de Comillas por sus valores personales y morales.

Fue también destacable su labor a favor del desarrollo social de la mujer fomentando el uso de escuelas para niñas, e influyendo para que la mujer se incorporase a los puestos de trabajo que se creaban en lo ayuntamientos.

Murió en Palencia el 5 de diciembre de 1941, a los 64 años de edad.

Compartir:

Top
Left Menu Icon