Indalecio Zaballa Cerra

Masio el de La Hayuela

Indalecio Zaballa Cerra, trovador conocido como Masio el de la Hayuela nació en el año 1909 en Miengo. Pasó por innumerables dificultades, lo que le llevo a desempeñar todo tipo de oficios. De niño, como él mismo ha reconocido, no asistió a la escuela. Su tiempo lo tenía ocupado en cuidar vacas. Vivía en un pueblo de pastores hasta que se empezaron a explotar las minas de calamina, blenda y plomo. En 1931 cerraron la mayoría de las explotaciones y como el propio Masio dijo : «(…) el noventa y nueve por ciento tuvimos que echar el saco al hombro y a mangar sabe Dios».

Durante mucho tiempo tocaba el tambor con el pitero Maximiliano Echevarría. Iban tocando el Pitu y el Tambor por las romerías de la zona. Tiempo después, aprendió a tocar la flauta, con una flauta que le regalo su hijo Cachimbo. Aunque su principal oficio fue el de ganadero y el cuidado del campo, se evadía creando trovas. La afición por la lectura le lleva, una vez jubilado, a componer y recitar trovas dedicadas a la guerra, pastores, pueblos, paisajes, fiestas, personajes singulares…

Fue nombrado Trovador Mayor de Cantabria y recibió diversos homenajes.

Durante su vida protagonizo varias películas de cine y participo en dos libros, uno basado en recopilación de textos costumbristas de Jesus García Preciados, y otro escrito por Antonio Zabala, titulado «La Ultima trova». En el 2001 se publicó el libro Carácter Montañés, una recopilaciónde relatos, trovas y anécdotas de Pedro Madrid, del periodista Antonio Bartolomé, y de Masio. Falleció en 1992.

Compartir:

Top
Left Menu Icon