Comercio

Cerca de ti, cerca de todo

Comercio en Cabezón de la Sal

La villa de Cabezón de la Sal, como cabeza de comarca, y punto de referencia para las poblaciones de los alrededores, tiene una vocación comercial de larga tradición. El comercio se ha ido especializando y creciendo al mismo ritmo que ha ido aumentando su población. También el importante incremento del turismo de todo tipo, ha hecho que en Cabezón surjan constantemente establecimientos de muy diversa índole.

Leer más…

Hay un montón de tiendas de ropa, calzado, deporte, lencería y complementos tanto para niños y niñas como para adultos. Algunas con artículos de segunda mano, otras que apuestan por un comercio justo. Gabinete médico, clínicas dentales, centros de fisioterapia, centros de estética, peluquerías y gimnasios. Academias de formación, de música y de baile, de idiomas, y centros de clases particulares. Farmacias, parafarmacia, herbolarios y perfumerías. Fotografía y ópticas. Telefonía, artículos de informática y ferreterías. Electrodomésticos y lámparas. Tintorerías y lavanderías. Tiendas de venta de piensos, abonos y semillas. Supermercados y acogedoras tiendas “de pueblo” que ofrecen artículos de los productores locales. Una mieleria. Carnicerías y charcuterías con todo tipo de carne y especialidades de la zona. Librerías, papelerías y kioscos. Jugueterías, mercerías y estancos. Tiendas delicatessen. Joyerías y relojerías. Toldos, tapicería y ropa de cama junto con artículos de decoración para el hogar. Fruterías con escaparates que irradian frescura. Coloridas floristerías. Pescaderías repletas de los frutos del mar que nos regala el Cantábrico. Pastelerías y panaderías que hacen el pan “como antes”. Tiendas de “chuches” y frutos secos para aprovechar las vacaciones y dar algún capricho a los niños. Se pueden comprar vinos de Cantabria y una amplia y cuidada selección de caldos de diferentes denominaciones de origen.

En Cabezón se pueden comer deliciosos sandwiches y hamburguesas, los de siempre, para los más tradicionales y los que incorporan toques de modernidad, para los más atrevidos. Abundante variedad de tapas, embutidos, platos tradicionales y cocina más innovadora. También hay pizzerías y un kebab. Atraídos por el dulce olor de las pastelerías, es fácil caer en la tentación y comprar algunos pastelitos para casa o para el camino. 

Por supuesto podemos ir de copas por Cabezón y tomarnos el típico cubata o combinados más elaborados siguiendo las últimas tendencias de moda. O simplemente tomarnos una copa de buen vino.

Hay talleres de reparación de coches, de venta, reparación y alquiler de bicicletas, tiendas de maquinaria para jardinería y labores de agricultura. También hay tiendas de venta de motos y quads y todo tipo de recambios.

Para las mascotas hay veterinarios y peluquerías con venta de alimentos, juguetes y todo tipo de accesorios.

Si no dispones de coche, hay un servicio de Taxis con dos paradas, una en pleno centro frente al ayuntamiento y la otra frente a la estación de tren FEVE. Sus amables taxitas te llevarán al destino que necesites y siendo buenos conocedores del entorno, podrán darte consejos útiles para tu estancia en el Valle de Cabezón.

Haciendo gala de la tradición ebanista del valle, encontramos talleres de fabricación de muebles y tiendas de venta al público.

Y no se puede olvidar el mercado semanal de los sábados, con puestos de todo tipo de productos frescos y también ropa, calzado y complementos.

En definitiva, en Cabezón de la Sal hay una gran oferta en lo que a comercio y servicios se refiere, e ir tranquilamente de compras por sus calles y plazas es una muy buena opción.

El Mercado de Cabezón de la Sal

Por las históricas rúas y plazuelas del casco histórico de Cabezón, se celebra todos los sábados de 9h00 a 14h00 el mercado más importante de la Comarca.

Con más de 75 puestos de venta, es un mercado bullicioso y colorido gracias a la cantidad de productos frescos de la huerta. Podemos encontrar de todo: frutas y verduras, embutidos, quesos, panadería, churros, frutos secos, ropa, calzado, complementos, cosmética, artesanía, decoración, flores e incluso objetos de segunda mano.

A todos nos gusta un buen mercado; mirar y escuchar, el ajetreo, dar con los artículos que no encontrarías normalmente, recrear la vista con el colorido y la variedad de los productos frescos, la emoción de regatear, etc. El mercado semanal de Cabezón de la Sal complace en este sentido, tanto a los expertos como a los principiantes en mercados.

Compartir:

Top
Left Menu Icon