Gastronomía

La calidad de los productos y la sencilla elaboración de los menús

Descubre la cultura gastronómica de Cabezón

La tradición culinaria del valle de Cabezón de la Sal se basa en dos pilares esenciales: la calidad de los productos, dada por la frescura y abundancia de los ingredientes, y la sencilla elaboración de los menús. Somos fervientemente leales a nuestras raíces culinarias y estamos orgullosos de nuestras tradiciones locales, pero nos encanta descubrir nuevos sabores de platos modernos elaborados con ingredientes tradicionales.

Nuestro característico clima templado, hace que frutas y verduras maduren lentamente, lo que las hace llenas de sabor y ricas en vitaminas. También así se realizan los aromas y pigmentos de las verduras. Las setas están muy presentes en nuestra gastronomía y durante el verano y el otoño, podrás recorrer nuestros vastos bosques y campos, en busca de estos suculentos tesoros, que también podrás encontrar en los menús de los restaurantes del municipio.

Leer más…

Una de nuestras señas de identidad en lo que a gastronomía se refiere es la carne de tudanca. El Valle de Cabezón y su comarca son cuna de criadores de vacas de raza tudanca, raza autóctona de Cantabria, cuya carne es una de las principales especialidades de nuestros restaurantes. Platos como el Chuletón de vaca tudanca, a la parrilla o a la piedra (también encontrarás el Chuletón madurado, o la chuleta de ternera), costilla a la brasa, estofados, e incluso la hamburguesa, todos ellos de carne de tudanca, han hecho que los restaurantes de la zona, y también nuestras carnicerías, se hayan podido especializar y diferenciar de otras zonas de Cantabria. Se trata de una carne de muy buena calidad por su gran infiltración de grasa, muy indicada para maduraciones largas, y de sabor muy intenso y aromático.

Por otra parte, no puedes irte de nuestro valle sin probar nuestro plato típico por excelencia: el cocido montañés. Si bien puedes comer un buen cocido en otros puntos de Cantabria, en la zona de Cabezón tenemos la particularidad de que se ha mantenido la tradición de la siembra de la alubia, ingrediente estrella de este típico plato. En los restaurantes de la zona podrás degustar un buen cocido montañés , cuyo principal ingrediente es la alubia blanca que se siembra en la mies que hay entre Casar y Periedo, junto con la berza de alguna huerta cercana, y la carne de la matanza del cerdo (costilla, tocino, chorizo y morcilla), que se puede adquirir en cualquier carnicería de la Villa.

Te sugerimos que pruebes también otros platos típicos, tales como las alubias rojas de Periedo, estofados de venado o jabalí, las truchas de nuestro río Saja, fritas o a la plancha, y rellenas de unos buenos torrendos, o los revueltos de setas recogidas en nuestras praderías y bosques. Prueba nuestra tradicional y popular «torta y leche», típica torta de harina de maíz, que es costumbre tomar con un vaso de leche fría, y que en algún momento de nuestra historia constituyó la base de la alimentación de la población de la zona. En la época de matanza (normalmente era en invierno, ya que no había frigoríficos) también eran típicos los boronos, hechos de harina de maíz mezclada con la sangre del cerdo, manteca de cerdo, cebolla, especies, y tocino (al tocino, que va incrustado en el centro del borono, se le llama el alma del borono). En la actualidad, se ha mantenido la tradición, y en cualquier carnicería de Cabezón puedes hacerte con este producto típico, al igual que en los restaurantes y bares de la localidad, en los que podrás degustar un blanco de solera con un borono frito: será el mejor aperitivo.

Si te gusta el queso, muy cerca de Cabezón, en el vecino Valle de Cabuérniga, hay una quesería que elabora quesos artesanos de oveja, vaca y cabra, de extraordinaria calidad, que ha recibido numerosos premios y galardones internacionales, como los World Cheese Awards, en los que ha recibido medallas de bronce, plata, oro y super gold, en diferentes ediciones. En todas las cartas de nuestros restaurantes encontrarás este famoso y exquisito queso.

En cuestión de postres, al lado de los postres más tradicionales como los suspiros (parecido a un buñuelo hecho a base de clara de huevo y azúcar, muy típico en las romerías. Se vende por docenas y lo puedes adquirir en las pastelerías de Cabezón, o en cualquier romería de la zona), el arroz con leche, la leche frita o la manzana asada, los pasteleros de la zona han ido incorporando e innovando nuevos postres, a partir de los ya existentes. Buen ejemplo de esta innovación son los Palucos de Cabezón, que fueron creados por varias pastelerías de la villa, entre ellas la panadería La Gallofa y la pastelería Pedro; los famosos cortadillos de hojaldre caramelizado, una delicia de hojaldre con intenso sabor a mantequilla y caramelo, elaborados por Eduardo Chapero de Pastelería Milhojas; o la típica tarta de almendras con base de hojaldre de la Pastelería Pedro, en la que, además, podrás probar su pastel más exclusivo y característico: el Triongo, un emparedado hecho de galleta y crema, espolvoreado con azúcar glass y coco, que representa un placer para el paladar; y si hablamos de innovación tampoco podemos olvidar las famosas palmeras de chocolate de la panadería La Pesa, que se han hecho famosas tanto por su tamaño como por su exclusivo sabor, alejándose un poco de la tradicional palmera de hojaldre de toda la vida.

Aunque puedes comprar en Cabezón de la Sal cualquier cosa que desees, prueba en el mercado local por las históricas rúas y plazuelas del casco histórico, que se celebra los sábados de 9:00 a 14:00, y en él encontrarás todos estos productos que hemos hecho mención, junto con algún producto de la huerta de los alrededores, pan artesano, quesos y embutidos. Te encontrarás ante un mundo de delicias que no sabías que existían.

Los restaurantes van desde establecimientos de alta cocina hasta lugares más tradicionales. En esta página te ayudaremos a encontrar dónde comer en el Valle de Cabezón. Tenemos, además, una serie de eventos y ferias gastronómicas, como la rueda de San Roque o la Feria de la Alubia y la Hortaliza.

Eres más que bienvenido a reunirte con nosotros junto a la mesa.

Compartir:

Top
Left Menu Icon