Tres días en Cabezón de la Sal

Cabezón de la Sal, escapada perfecta. Entorno seguro y hospitalario

72 horas en Cabezón de la Sal

O un fin de semana.

Cabezón de la Sal, pertenece a la comarca cántabra de Saja Nansa y está situado en un valle entre montañas. Es un destino ideal para una escapada norteña única. Aunque es una ciudad pequeña es la capital comarcal y ofrece una experiencia cosmopolita en un entorno natural impresionante.

¿Cómo recorrer la comarca? La Villa, con su casco histórico, es fácil de visitar a pie o en bicicleta. Con el tren de cercanías FEVE, puedes llegar a la zona oriental del valle, Casar de Periedo, desde donde puedes explorar otros pueblos como Periedo o Cabrojo. En lo más alto del valle están Bustablado y Duña, núcleos tradicionales, de menor población y más alejados de la Villa, a los que tendrás que desplazarte en coche. Desde Cabezón puedes llegar a pié o en bicicleta hasta Vernejo y Ontoria, con un tranquilo paseo por la zona de mieses. En el otro extremo del valle están Santibáñez y Carrejo, a los que también puedes llegar dando un agradable paseo desde Cabezón. Cruzando el puente sobre el río Saja, en la Hoz de Santa Lucía, hay una piedra inmensa que marca el lugar exacto donde se reunían aquellas gentes llamados Foramontanos para ponerse en marcha hacia Castilla, tal y como cuenta Víctor de la Serna en su libro Nuevo Viaje de España. La ruta de los Foramontanos:

A toque de bígaro con resonancias marinas,

azada al hombro y espada al cinto.

Cabezón cuenta con servicio de alquiler de bicicletas, una forma ecológica de explorar y conocer nuestro municipio durante tu escapada a Cabezón de la Sal.

Descubre lugares recónditos cargados de historia, disfruta del paisaje, deleitate con la gastronomía y, sobre todo, escucha a las personas que habitan el territorio. Los itinerarios y las rutas, te permitirán conocer a fondo los recursos turísticos y recorrer espacios singulares en los que vivirás experiencias únicas.  Te proponemos visitas culturales alejadas de la masificación y los circuitos convencionales.

Te sugerimos aprovechar las tres mañanas de que dispones para explorar el Legado Arquitectónico, con diferentes recorridos por temática.

Punto de partida.

¡Ponte en marcha! y qué mejor forma de tomar contacto con la villa que haciendo un recorrido por el casco histórico y el Cabezón Nobiliario a través del Itinerario por Cabezón, una ruta autoguiada que empieza en la céntrica plaza Virgen del Campo. En esta plaza estaba ubicada la desaparecida ermita en honor a la patrona de la Villa, la Virgen del Campo y es testimonio de los hundimientos provocados por la actividad salinera en Cabezón.

Si tus 72 horas incluyen un sábado, haz la visita ese día ya que disfrutarás del casco antiguo repleto con los puestos del Mercado Semanal, que ofrecen todo tipo de productos frescos y elaborados. Todos los sábados de 9:00 a 14:00 horas.

En visitas autoguiadas por el municipio, te sugerimos otros dos recorridos por los diferentes pueblos del valle, el Itinerario Carrejo-Santibánez y el Itinerario Casar-Periedo. Todos los pueblos cuentan con un importante Legado Arquitectónico. Por proximidad de los mismos te sugerimos visitarlos en dos bloques. Por un lado, en dirección Santander, Virgen de la Peña, Cabrojo, Casar y Periedo en el valle, y Bustablado y Duña en la montaña. El segundo bloque lo forman Ontoria y Vernejo, por un lado y Carrejo y Santibáñez por el otro, qué desde Cabezon están en direcciones opuestas pero relativamente cerca. Para visitar este segundo bloque te proponemos hacer un recorrido, a pié o en bicicleta, saliendo desde Cabezón por la zona de mieses para llegar a Vernejo y Ontoria. De ahí ir por la Senda del Minchón hasta Carrejo y Santibáñez y volver a Cabezón por la conocida como «M-30», cualquier lugareño te indicará donde está este camino, muy transitado por los locales.

Ya has aprovechado a tope las mañanas de tus vacaciones, a continuación te sugerimos actividades de todo tipo para sacar el máximo rendimiento al tiempo que te queda y que descubras la comarca en todos sus aspectos, o, incluso, algún secreto de la Villa.

Museos.

Cabezón de la Sal tiene varios museos. Dado que dispones de 3 días o un fin de semana, te sugerimos varios.

Los museos ofrecen algo interesante para toda clase de visitantes. Acércate al Museo de la Naturaleza de Cantabria en Carrejo si quieres descubrir nuestro legado natural, disfruta de la belleza del edificio y del contenido de este singular museo. También puedes visitar el reformado molino hidráulico de dos ruedas de gran interés escenográfico, el Molino de Carrejo (del siglo XVIII), que ofrece una visita guiada. Otra visita obligada es la del Museo del Arte Textil y también el Museo del Traje Regional ubicados en el mismo edificio. Y no podemos olvidarnos del singular Museo de Calabozo, que destaca por su originalidad y por su colección de piezas que retratan la historia de nuestra comunidad del siglo XVIII.  En Casar está el Museo de la Música, ubicado en la Casa-Museo Jesús de Monasterio. Y para finalizar el Poblado Cántabro situado en lo alto del conocido «Picu de La Torre».

Naturaleza.

Cantabria en general y nuestra comarca en particular, cuenta con un impresionante Legado Natural que no te puedes perder. Puedes descubrirlo a través de rutas a pié como la Senda Fluvial El Minchón, la Ruta Pico de Piralba-Cantos Redondos, la Ruta la Fontanuca, la Ruta de las Nieves, la Ruta Minera, la Ruta Monte Corona, la Ruta circular de Duña a Duña, que pasa por las minas y llega al Bosque de los Coborros y en bicicleta la Vuelta al valle.

Con niños puedes pasar una tarde estupenda en la Campa de Santa Lucía, y en el Bosque de las Secuoyas. Si no quieres moverte de Cabezón tienes columpios en el Parque de La Losa y en el Jardín Conde de San Diego.

De tiendas.

Si tienes intención de ir de tiendas durante tu estancia, te llevarás una grata sorpresa. Cabezón cuenta con una oferta de Comercio muy completa. Hay tiendas especializadas de todos los sectores y, dado que estamos en un entorno rural, puedes encontrar productos frescos y elaborados de los productores locales. Cada vez más, se está dando valor al comercio de cercanía y se está reintroduciendo en las tiendas el producto local, sin intermediarios. 

Comer en el valle de Cabezón de la Sal.

La oferta gastronómica es muy amplia y variada. Pasa por platos típicos como el cocido montañés, las carnes de vaca tudanca, los guisos de carne de caza, los revueltos de setas de temporada y los pescados como el salmón y la trucha. Esta cocina tradicional se complementa con la oferta de los restaurantes y bares de tapas que ofrecen una mezcla de tradición e innovación.

No es fácil decidir Dónde Comer en Cabezón pero sea cual sea tu opción, no quedarás defraudado. Dado que tienes tres días, con sus respectivos desayunos, comidas y cenas, haz un recorrido por los diferentes locales y déjate sorprender con la variedad de platos que ofrece nuestra Gastronomía.

Dónde alojarse.

Tienes alojamientos de todo tipo tanto en el centro de la Villa como en los pueblos de los alrededores. Tanto si prefieres el típico formato de hotel, con todo tipo de servicios, o el alojamiento extra-hotelero para ir más a tu aire, Dónde dormir no será un problema en el municipio.

¿Terminar el día con una buena copa?

¡Claro que sí!. Cabezón de la Sal cuenta con un ocio nocturno seguro y agradable. Se puede tomar una copa de buen vino, gran variedad de cervezas, combinados cuidadosamente preparados y todo tipo de refrescos. En Dónde tomar una copa te sugerimos algunos locales para pasar un rato agradable.

Compartir:

Top
Left Menu Icon