Feria de la Alubia

Fiesta de Interés Turístico Regional

La Feria de la Alubia y la Hortaliza de Casar muestra el valor y la trascendencia de los productos tradicionales de la huerta cántabra. En un mercado abierto que se distribuye por las calles del pueblo se exhibe una amplia muestra de legumbres, hortalizas y otras elaboraciones tradicionales, tales como miel, mermelada, queso, embutidos, dulces, orujo, etc. El público puede contemplar también, recreaciones de diferentes aspectos de la vida rural de antaño que nos trasladan a los años 40 cuando se pasaban grandes penurias.

Leer más…

Casar de Periedo acoge en el mes de noviembre la Feria de la Alubia y la Hortaliza, como Fiesta de Interés Turístico Regional con puestos de venta de productos gastronómicos de Cantabria y todo tipo de artesanía.

En esta feria se pueden adquirir, además de alubias, otros productos como hortalizas, quesos, miel, orujo o vinos, siendo requisito indispensable que todos ellos sean elaborados y originarios de Cantabria.

También hay puestos artesanos con artículos de madera, piedra, cuero, cerámica, lana, cestería, cuévanos, vidrio, encaje de bolillos, rastrillos, nudos marineros, rabeles, maquetas, flores secas, yugos o albarcas.

Además, y como es característico de esta feria, el pueblo y sus gentes regresarán a los años 40 del siglo XX y el visitante podrá ver de nuevo escenarios ambientados en la época, tales como una escuela rural con sus maestros y alumnos, que representan en el patio juegos de la época; la recreación de la «Cuadrona», con sus vacas, ovejas y pequeños animales domésticos y demostraciones de ordeño; la representación de una lechería antigua; la ambientación de una «reunión de vecinos» de la época, en una antigua casa del pueblo, de estilo montañés; y demostraciones de deshoja manual y desgrane del maíz con máquinas antiguas.

Recorren la feria diferentes personajes como una pareja de la Guardia Civil de la época, un cartero o un fotógrafo.

El programa incluye repartos gratuitos de café de puchero a la vieja usanza, elaboración de sopa de ajo y, a partir de las 14h30, reparto de unas 1.800 raciones de cocido montañés, servidas en un recipiente de barro que el comensal puede llevarse a casa como de recuerdo.

En las tabernas, así como en los bares que se montan en las plazas del pueblo por la organización de la feria, los visitantes podrán degustar los típicos tortos y boronos, con cada consumición.

Se realizan también exposiciones, entre ellas una de aperos de labranza en los jardines del Palacio Jesús de Monasterio, otra de gallinas o las de motos antiguas y de 600.

Durante todo el día, se celebrará el Maratón Fotográfico por todo el recinto ferial y pasacalles a cargo del ‘Grupo de Gaitas Garabanduya’ y ‘Los Peralos’ con la gaita, el tambor, el bígaro y sus perros.

Compartir:

Top
Left Menu Icon