Ruta la Fuentanuca

Camino de la Fuentanuca de San Martín

Recorrido muy agradable que nos ofrece unas preciosas vistas sobre el Valle de Cabezón, muy transitado por los vecinos debido a su proximidad al centro de Cabezón y su rápido recorrido, que a paso ligero, no llega a una hora. Es una ruta de unos 3.2 km apta para hacer con niños.

Leer más…

Longitud: 0 Altura máxima: 0 Altura mínima: 0 Subida acumulada: 0 Bajada acumulada: 0

Iniciamos la ruta en la pista que asciende frente al Parque de la Losa. A muy pocos metros nos encontramos a la izquierda con La Fuentanuca, actualmente sin agua ya que ha desaparecido el manantial que la alimentaba. Cabe mencionar que en este lugar se encontraba la antigua Iglesia de San Martín, el cementerio y el monasterio medieval de San Martín.

Comenzamos a subir por la pista que asciende por el bosque autóctono entre robles, avellanos, pinos, alisos, castaños, plátanos, algún cerezo y zonas de reforestación de eucaliptos. Observamos estos árboles con su espléndido porte natural, sobre todo preciosos ejemplares de plátanos que solemos ver en núcleos urbanos podados y modificados. En las ramas más altas de algunos árboles podemos ver muérdago, especie considerada semiparásita porque realiza la fotosíntesis pero que penetra en la corteza del árbol para tomar su savia. Si estamos atentos podremos ver volar a algún arrendajo con sus bonitos colores.

En la primera curva vamos a dejar a la derecha un precioso ejemplar de Acacia Melanoxylon, especie exótica invasora de la familia de las mimosas. A la derecha por el fondo del valle discurre el arroyo la Fuentanuca y en las praderas podemos ver vacas pastando. Ignoramos la pista que vemos a la derecha y seguimos subiendo. Por el margen izquierdo podemos observar plantas silvestres de Digitalis purpurea, la conocida Dedalera, que florece en abril con preciosos tonos púrpura. Si nos giramos podemos ver el sinuoso camino por el que hemos ascendido y preciosas vistas del Valle de Cabezón y Mazcuerras con la Sierra del Escudo al fondo.

Una vez en lo alto de la montaña alcanzamos a ver en las montañas enfrente, el municipio de Udías a la izquierda y los pueblos de Bustablado y Duña que pertenecen a Cabezón a la derecha. Tomamos el camino a la izquierda dejando a nuestra derecha la autovía y seguimos caminando por la pista hasta llegar al primer puente que cruza al autovía. Justo a la altura del puente giramos a la izquierda y abandonamos la pista para iniciar el descenso por un camino de hierba, dejando a nuestra derecha la yeguada. El recorrido nos ofrece aquí unas preciosas vistas sobre el casco antiguo de Cabezón, el Poblado Cántabro y el Picu la Torre con el monumento homenaje a los artistas cántabros. La bajada es mas pronunciada que la subida y en unos pocos metros llegamos al barrio de las Tueras, final de la ruta.

Compartir:

Top
Left Menu Icon