Típico de Cabezón

Cosas típicas de Cabezón

Podríamos decir que la tradición y la cultura del Valle son las que marcan las cosas típicas que aquí podemos encontrar.

Ya desde tiempos inmemoriales se celebra la Rueda de San Roque en Bustablado y Duña, una comida popular en honor al santo en la que los comensales se sientan en forma de rueda.

Una costumbre muy arraigada en el Valle de Cabezón es la de «salir a tomar los blancos» degustando rico vino blanco de solera acompañado con una tapa de los típicos boronos, que se siguen haciendo de forma artesanal en Santibañez

La alubia está presente en muchos guisos y desde hace años se celebra en Casar la Feria de la Alubia, mercado de productos con representación de escenas de la época por parte de los lugareños.

Dentro del folklore cabe destacar la aportación de la agrupación de Danzas Virgen del Campo que representa una danza conocida como la Bailá de Ibio, adaptación de una danza guerrera que hizo la folklorista Matilde de la Torre. Los bailarines van ataviados con pieles y se danza al son del bígaro y el tambor. También son muy típicos los coros de hombres que en festividades señaladas suelen amenizar con sus cantos la tradicional hora de tomar el blanco.

En cierta forma podríamos decir que es típica de Cabezón la tradición de trabajar la piedra y la madera. Ebanistas, canteros y carpinteros mantienen viva esta tradición y sus trabajos están presentes tanto en los edificios antiguos como en los de nueva construcción, formando así parte de la cultura del Valle de Cabezón.

Y terminamos con algo dulce, los Palucos de Cabezón, pastas elaboradas con coco, miel, azúcar y huevos, los Triongos, delicioso pastelito hecho de dos galletas redondas, rellenas con crema y con un toque de coco en los bordes, las Palmeras de la Pesa especialmente grandes y los crujientes Cortaditos de hojaldre caramelizado.

Compartir:

Top
Left Menu Icon